VIBE cosmética sostenible ecofriendly

Plastic-free, refill, upcycling… así es la nueva (y necesaria) cosmética sostenible

Vivimos tiempos en los que urge la necesidad de reinventar ámbitos como el de la belleza. Sobre todo por el gran impacto negativo que tiene sobre el medioambiente. Y existen empresas y firmas de cosmética sostenible que no se han quedado de brazos cruzados ante una coyuntura que precisa de su gran capacidad para crear e innovar para evitarlo.

VIBE cosmética sostenible ecofriendly

Por el momento, aspirar a la sostenibilidad total es una utopía. Sin embargo, es posible avanzar hacia ella por la senda de la circularidad a través de la formulación, de los formatos y del diseño de packaging de una nueva cosmética sostenible que sea respetuosa con el planeta. Conceptos en inglés que cada vez son más virales en las redes con forma de hashtags son los protagonistas de una nueva realidad beauty que ha llegado para quedarse… y ser parte de la revolución sostenible en nuestra sociedad.

Propuestas sólidas para toda la familia

La cosmética sostenible que está libre de plásticos y es, por tanto, zero waste es aquella que se presenta en formato sólido. Como gel, champú o limpiador facial es idónea para transformar tu rutina de belleza en ecofriendly. ¿Las ventajas de la belleza sólida? No utiliza agua en su formulación, por lo que su ahorro es de hasta ocho veces menor; su envoltorio no es de plástico; y tiene una mayor durabilidad, por lo que, a la larga, sale más económica.

La mayoría de los jabones sólidos se producen de forma tradicional a partir de aceites vegetales puros prensados en frío. El aceite de oliva y de coco y la caléndula orgánica son ingredientes habituales por sus propiedades calmantes e hidratantes. ¿Una ventaja más de esta cosmética? Sirve para la rutina de belleza de toda la familia, ya que es apta para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles y atópicas.

La opción sólida más VIBE es:

Champús sólidos de la marca Valquer Laboratorios, veganos, libres de plásticos y naturales en un porcentaje del 93%.

La experiencia refill para recargar sin parar

Otra alternativa que gana posiciones en la cosmética sostenible es la recarga. A través de ella existe la posibilidad de comprar un recambio de un producto para rellenar el bote original una vez acabado. Cuantas veces se quiera y por un precio menor, lógicamente. Cada vez son más las firmas que se suman a esta iniciativa con el objetivo de ayudar a reducir su impacto en el medioambiente.

Habitualmente, la opción refill se adapta de maravilla a productos de cosmética sostenible como cremas, lociones y sérums. Pero también… empieza a ser posible a través de barras de labios, máscaras de pestañas y coloretes. La recarga se puede llevar a cabo directamente en tienda o comprar online con un packaging más simplificado y, por tanto, con un menor impacto medioambiental.

La opción refill más VIBE es:

Recarga de la crema facial Textura Ligera Prevent Age Skin de Deliplus, con rosa alpina para pieles normales, mixtas y grasas.

Diseños de packaging bonitos… y conscientes

El packaging es, sin duda alguna, uno de los aspectos más insostenibles en la industria beauty. Sin embargo, ante la creciente demanda por garantizar un embalaje respetuoso con el planeta, las marcas se están esforzando por presentar alternativas ecológicas. Y en este sentido, si se puede evitar comprar envases de plástico de un solo uso para tu rutina de belleza pues… mejor que mejor para ayudar en la preservación del medioambiente.

Las propuestas con un embalaje consciente y sostenible suelen utilizar envases de vidrio y cajas de cartón reciclables; utilizan la menor cantidad posible de piezas de plástico (y proceden de su reciclaje); y apuestan por los materiales compuestos, como el papel-plástico o el aluminio-papel, porque precisan de menos volumen y se reciclan con mayor facilidad. Y todo ello se completa con envíos libres de plásticos.

La opción plastic-free más VIBE es:

Crema hidratante y antipolución Stress Repair Moisturizer de Beauté Mediterranea, con aceite de semilla de cáñamo para pieles sensibles.

Cosmética sostenible con fórmulas upcycling

Para crear algunos productos de cosmética sostenible se utilizan partes de los vegetales que se descartan, sobre todo, en la industria alimentaria. Cáscaras de cítricos o de cebada, semillas de maracuyá o restos de la pulpa de frutos rojos, son ejemplos de materiales ricos en compuestos activos como polifenoles, azúcares, carotenoides o vitaminas.

Pues bien, gracias al upcycling, se reutilizan estos recursos naturales evitando generar un nuevo impacto en el medioambiente. Otro buen ejemplo son las partículas obtenidas de cáscaras de arroz, huesos de albaricoque o restos de café usadas como alternativas naturales a las microesferas de plástico de los populares productos exfoliantes.

La opción upcycled más VIBE es:

Crema corporal hidratante y antioxidante Plumbody de Le Prunier, con un exclusivo extracto de restos de ciruela para pieles alteradas.

Contenidos Recientes

Follow Us

Contenidos Populares