Cosmética_oncológica_VIBE

¿Qué es la cosmética oncológica y por qué es tan importante?

Puede parecer una incongruencia hablar de estética y cosmética cuando está en juego la vida. Es algo intrínseco en nuestro inconsciente: la belleza es incompatible con la enfermedad. Sin embargo, el considerable progreso de la medicina en los últimos treinta años ha cambiado la situación. Hoy existen muchos avances respecto al cáncer, lo que permite que nos preocupemos durante el proceso de estar bien tanto por dentro como por fuera. De ahí la importancia de la cosmética oncológica. Usar los productos correctos hará que tu piel sufra menos daños y que las consecuencias de los tratamientos oncológicos sean reversibles con el paso del tiempo.

¿Por qué es importante la cosmética oncológica?

Los procesos oncológicos y la quimioterapia producen problemas cutáneos como la sequedad, las manchas, la aparición de rojeces, acné, deshidratación e, incluso, grietas en manos y pies. Por ello, es muy importante incorporar en la rutina facial productos con formulaciones minimalistas y con principios activos calmantes, como la centella asiática o la niacinamida; hidratantes, como el ácido hialurónico o el ácido poliglutámico; y antiinflamatorias, como la camomila. Además, es muy importante aplicar (y reaplicar) la crema solar de amplio espectro a diario y cada dos horas y que la piel está muy sensible, reactiva y alterada.

Por otra parte, los expertos recomiendan que, durante el tratamiento oncológico, evitar el uso de principios activos potentes, como el ácido glicólico o el retinol. Y, a ser posible, no incorporar en el cuidado de la piel productos que contengan perfumes, conservantes o aditivos. En reglas generales, lo ideal es apostar por cosméticos respetuosos y suaves con la piel para evitar que se altere o irrite.

¿Cuál es la rutina recomendada durante un tratamiento oncológico?

Limpieza

Es muy importante utilizar limpiadores faciales que no contengan alcohol, que no sean astringentes y que no incorporen ácidos. Apuesta por productos respetuosos y nutritivos a base de activos que refuercen la barrera cutánea, como las ceramidas o la urea.

Hidratación

La piel está más reactiva y sensible que nunca. Por ello, la hidratación es clave para evitar la pérdida transepidérmica y, por tanto, la deshidratación.

Protección Solar

Si la crema solar de alto factor de protección es recomendable (por no decir obligatorio) para todas las personas, todavía lo es más cuando se está en proceso de un tratamiento oncológico. Además de que previenen las manchas y el envejecimiento prematuro, se evitan problemas cutáneos más graves.

Cosmética oncológica que deberías conocer

RadioCare de Cantabria Labs. Se trata de una crema especialmente formulada para proteger la piel y ayudar a su regeneración tras la aplicación de terapias agresivas que utilizan radiaciones ionizantes.

Limpiador de Rostro y Ojos de María D’uol. Diseñado especialmente para pacientes oncológicos, este producto es un desmaquillante bifásico para rostro y ojos. Al agitar su innovadora fórmula se transforma en una cremosa y suave emulsión. Hidrata, calma y protege. Además, es ideal para personas con ojos congestionados o hinchados, gracias a sus componentes antiinflamatorios y antiedema.

Rewarding Body Balm de Twelve Beauty. Un bálsamo corporal que va más allá de hidratar la piel, ya que calma y nutre las pieles más deshidratadas, dañadas y las sometidas a tratamientos oncológicos, dejándolas regeneradas, suaves y resplandecientes. Contiene una mezcla de botánicos ultra-hidratantes como la manteca de cupuaçu, aceites de argán y jojoba, karité y extractos de malva, artemisia e imperatoria. Además, está enriquecida con ácido hialurónico, escualeno y tocoferol.

Contenidos Recientes

Follow Us

Contenidos Populares

Buscar