Cremas faciales: ¿Qué textura es la más adecuada para mi piel?

La industria cosmética está constantemente en búsqueda de lo mejor para la piel, innova para ofrecer productos que se adapten a nuestra rutina cosmética. Es muy importante el contenido y el tratamiento, las fórmulas y los ingredientes clave. Pero, sin duda alguna, todos estos cosméticos tienen que ser fáciles de aplicar para que nos sintamos cómodas. 

Siempre hemos dicho que las texturas son esenciales para que ponernos cualquier producto sobre la piel sea algo apetecible y no una pesadilla o un gesto que nos da pereza suprema. Ya bastante tenemos con, todas las noches y muertas de sueño, limpiarnos la piel, desmaquillarnos y resistir a la tentación de tirar de una toallita desmaquillante (esto nunca jamás, por favor). 

Por eso vamos a facilitarte la tarea porque, más allá de la pereza que nos dé, las texturas sí son importantes en cuanto a la deshidratación de la piel. No nos olvidemos de algo importante, el estado de la piel varía y está en constante cambio, tenemos que evaluarla depende del momento. 

Piel deshidratada y seca

No es lo mismo, porque la deshidratación es una circunstancia de base, el agua total que retiene la piel y no tiene mucho que ver con su apariencia. De hecho, es perfectamente real una piel deshidratada con textura grasa y granitos, precisamente para protegerse de esa deshidratación, el cuerpo genera más grasa de lo habitual. Y las pieles secas tienen falta de agua, sobre todo en las capas más superficiales. Ambas tienen una falta de agua, a diferentes niveles. 

Piel grasa

Tenemos que hidratar esta piel y no huir de cremas o de aceites, sí, has leído bien. Mucha gente tiene miedo a hacerlo y esto hace que, de nuevo, se produzca todavía más sebo para protegerla de las agresiones externas y equilibrarse. Las pieles grasas y acneicas necesitan limpieza, hidratación y protección solar, solo tenemos que echarle un ojo a las texturas. 

Sabiendo esto, ¿qué cremas elegimos entonces?

Cremas humectantes

Son aquellas que ayudan a la piel a retener su propia hidratación, son ligeras y suelen tener componentes como glicerina y ácido hialurónico. Estas serían perfectas para las pieles más grasas porque son más ligeras y se absorben mejor, por otro lado, no dejan esa sensación untuosa en la cara y eso será algo a valorar por las que sufren de exceso de sebo. La crema de textura ligera Prevent es un buen ejemplo.

Crema de textura ligera ‘Prevent’ de Deliplus

Cremas oclusivas

Forman una barrera protectora de la piel, son espesas o aceitosas en algunas ocasiones. Suelen tener manteca de karité, ceras o lanolina en su fórmula, más indicadas para pieles muy secas. 

cicaplast-b5-baume_LaRochePosay

Cicaplast Baume B5+ de La Roche Posay

Cremas emolientes

Se centran en la reparación de la barrera de la piel, dejándola suave y flexible. Tienen una consistencia cremosa y suelen presentar en su fórmula aceites vegetales y vitamina E. Revitaliza & Reestructura de Sisbela es una maravillosa crema emoliente y revitalizante crema emoliente. Un clásico.

Crema Revitaliza & Reestructura de Sisbela Reafirm

Lo ideal para las pieles que no son muy grasas ni muy secas y están, por lo general hidratadas desde el interior, sería conseguir una crema que reuniese las tres categorías. Pero, como ya se sabe, cada piel es un mundo… 

Contenidos Recientes

Follow Us

Contenidos Populares

Buscar