cuidado de los labios

Guía definitiva para cuidar los labios en invierno

El frío, el viento, los cambios bruscos de temperatura, los catarros propios de la temporada de invierno, la toma de medicamentos, el sol en una jornada de nieve o un cuidado inadecuado son factores que pueden provocar en los labios sequedad, grietas, escozor, heridas, irritaciones… Mantener los labios protegidos e hidratados es fundamental para evitar estos efectos secundarios tan indeseables. ¿Quieres saber cómo mantener la piel del labio suave, lisa, confortable e hidratada en invierno?

Los labios, los grandes olvidados

Aunque están en el rostro y continuamente expuestos al clima, es cierto que muchas veces no les damos los cuidados que merecen y tendemos a pasarlos por alto en la rutina facial. El frío, la saliva, las calefacciones, fumar, alergias, una mala alimentación y demás factores citados anteriormente hacen que los labios estén más vulnerables interfiriendo en la salud de la piel y en su aspecto. Seguro que has sufrido alguna vez de labios agrietados, irritados o con pielecitas, ¿verdad? ¿Por qué ocurre esto?

Nuria Aluart, fundadora de la tienda online de cosméticos de autor Mumona, nos explica que la piel de los labios tiene tendencia a dañarse porque está más desprotegida que el resto de la piel del rostro. «En esta zona carecemos de glándulas sebáceas, por lo que es más frecuente que se irriten, sufran deshidratación, pierdan elasticidad y acaben agrietados», asegura.

Una vez que los labios se resecan y agrietan cuesta mucho recuperarlos, por lo que el mejor tratamiento es la prevención.

Bálsamo de labios de PATYKA

El bálsamo labial, el mejor aliado 

Utilizar un buen producto para labios es el gesto básico para prevenir y reparar daños en la piel. Aplícalo las veces que sea necesario, tanto durante el día como antes de acostarte. Juan Manuel Mata, director científico de Saluvital, nos explica que la noche es un buen momento para cuidar la piel del labio y tratarla en profundidad, «aprovecha las horas nocturnas para tratarlos aplicando un bálsamo labial antes de dormir».

Bálsamo labial con aceite de rosa mosqueta Saluvital

El aceite de argán, aloe vera, manteca de karité, ácido hialurónico, cera de abeja, vitamina E… son algunos ingredientes utilizados con éxito en cosmética para el cuidado de los labios. Los expertos de Marnys apuntan que «las formulaciones cosméticas incluyen siempre un aporte importante de lípidos a los labios a través de aceites naturales, como el ricino o de mantecas, como la de karité».

Bálsamo reparador nariz y labios de Deliplus

Bálsamo labial efecto aumento de labios de HI Antiage

¡Ojo! Porque muchas veces somos nosotras mismas las que provocamos el daño en la piel o empeoramos la situación con la saliva o arrancando los dichosos pellejitos que aparecen cuando el labio se deshidrata. «¡No muerdas los labios ni los chupes!» Advierte Juan Manuel Mata y añade que «esto puede hacer que se estropeen con más facilidad y se muestren más sensibles y deshidratados». Aunque en un principio parece que alivia, la saliva deshidrata más el labio y agrava el problema.

Cuídate por dentro y por fuera

Un labio reseco, irritado o agrietado lo que necesita es hidratación. Además de aplicar un bálsamo labial (con spf durante el día, sobre todo si vas a la nieve), recuerda beber mucha agua para mantener el organismo hidratado. Si bebes menos agua de la recomendada (al menos 1,5 a 2L diarios) tu piel se verá más apagada, seca e incluso descamada, la piel de los labios también. Si te cuesta beber agua puedes tomar infusiones y aguas saborizadas a las que puedes añadir frutas o especias.

Butterstick SPF30 de Kiehl’s

Una dieta deficiente va a causar también problemas en la piel y unos labios resecos pueden ser consecuencia de ella. Desde Marnys recomiendan »una dieta equilibrada que contenga Omegas, vitamina A, vitamina E y una buena ingesta de líquidos, para favorecer el mantenimiento de la estructura labial».

BioAtopic nariz y labios de Marnys

¿Hay alguna vitamina que haga que la piel de nuestros labios esté más cuidada y saludable? «Las vitaminas A y E son clave para el mantenimiento de la mucosa labial. La vitamina A participa en el proceso de regeneración y la vitamina E aporta protección antioxidante. Puedes ingerirla con frutas, verduras y frutos secos, así como también aportar un plus a través de las formulaciones cosméticas» señalan los expertos de Marnys.

Este invierno ya sabes cómo cuidar tus labios para evitar dañarlos. ¿Has elegido ya tu bálsamo labial?

Contenidos Recientes

Follow Us

Contenidos Populares

Buscar